"Una muerte en la familia" James Agee

«Intuía que aunque su padre se encontraba bien en su hogar y los quería a todos, sentía una soledad mayor que la que el amor de su familia podía compensar, y que ese amor aumentaba incluso su soledad o le hacía más difícil no experimentarla. Intuía que cuando estaban sentados allí su padre no se sentía solo; o que si lo hacía, era capaz de llegar a avenirse con su soledad; que echaba de menos su tierra, y que en aquella roca, aunque quizá le embargara esa nostalgia más que nunca, se encontraba bien. Sabía que una parte importante de esa sensación se debía al hecho de permanecer unos minutos fuera de casa, tranquilamente, en la oscuridad, escuchando las hojas si se movían y mirando las estrellas; y que su presencia, la presencia de Rufus, era totalmente indispensable para que ese bienestar se produjera».

Rufus ha salido con Jay, su padre. Han ido al cine y, de vuelta a casa, tras entrar en el bar en el que el padre se ha tomado dos wiskis, se han sentado en la esquina de siempre, esa en la que Rufus intuye que su padre demora el regreso a casa con la madre y la hermana, en la que el padre disfruta de la compañía de Rufus. Ambos sentían en aquella esquina una satisfacción muy semejante que dependía de estar cada uno en compañía del otro. Rufus tiene seis años y no sabe que esa es la última noche en que se sentará con su padre en esa roca de esa esquina.

Esa madrugada su padre recibirá la llamada de su hermano, se pondrá en camino para comprobar que su hermano Ralph ha exagerado de nuevo, su padre no está tan enfermo y él puede volver a casa al día siguiente y ver a los niños antes de que se acuesten como les ha prometido. La tarde del día siguiente cuando vuelve a casa en su coche tiene un accidente. 

 «—¿Es la señora de Jay Follet?
—Sí. ¿Qué ocurre? (porque hubo un silencio). Sí, soy yo.
Tras un nuevo silencio, dijo la voz:
—Ha habido un ligero… Su esposo ha tenido un accidente.
¡La cabeza!, se dijo Mary.
—Sí —dijo con voz desfallecida.
En ese mismo momento, la voz dijo:
—Un accidente grave.
—Sí —dijo Mary más claramente.
—Quería preguntarle si hay un hombre en la familia, un familiar, que pueda venir. Le agradeceríamos que enviase aquí a un hombre inmediatamente».

Hasta ese momento, hasta esa preocupante llamada de teléfono, hemos visto escenas sencillas. El viaje de Jay en coche hacia la casa familiar donde su padre está enfermo, no se sabe de cuánta gravedad; los pensamientos de la madre esa noche, a partir del momento en que se queda sola, y que conseguirán que durante unas pocas páginas se nos dé a conocer a varios personajes por el simple recurso de mostrarnos los pensamientos nocturnos de una persona desvelada;  la salida de compras de Rufus con su tía abuela Hannah al día siguiente, tras el desayuno en que la madre les cuenta la enfermedad del abuelo y el viaje del padre; los pensamientos de Ralph, el hermano de Jay, que otra vez ha vuelto a exagerar y ha hecho que Jay viaje sin necesidad. «Como de costumbre, Ralph había perdido la cabeza, y aunque ahora estaba muy avergonzado de sí mismo, seguía a la defensiva, y todos, incluido Jay, trataban de asegurarle que había hecho lo que debía. Jay imaginó hasta qué punto debía de haber necesitado sentirse útil, hacerse cargo de la situación».

A partir de la llamada que avisa del accidente, ya en la segunda parte de las tres de que consta la novela, el autor profundiza en esos momentos y esas vivencias y sensaciones. Mary envía a su hermano Arthur al lugar del accidente. Es ese hombre de la familia que se le ha pedido que envíe. Ella se queda con su tía Hannah. Esperan noticias. Ambas piensan en todas las posibilidades, aunque ambas sin decírselo, esperan lo peor. Se profundiza en esos pensamientos de ambas mujeres, en ese miedo inconfesado que cada una le guarda a la otra. «Las dos lo sabemos, se dijo Hannah. Pero es mejor que llegues por ti misma a esa conclusión». También en lo que por su parte sienten los padres de Mary primero en la soledad expectante de su casa y más tarde, ya confirmada la noticia, en la casa de Mary donde se van reuniendo tras la vuelta de Arthur.

No destripo nada. Todo se nos cuenta en la sinopsis. No estamos ante una novela de intriga en la que haya que preservar la sorpresa. Estamos ante una novela de sentimientos, pensamientos, sensaciones. Una novela en la que se profundiza con todas las palabras y los recursos al alcance del autor, con crueldad en ocasiones, en la situación concreta de la muerte de una familiar. En esos momentos por los que las películas y las novelas suelen pasar de puntillas y que yo en algún momento he echado de menos.

En esa segunda parte no aparece Rufus ni su hermana Catherine. Esa noche los niños duermen ajenos al cambio que en su vida se ha producido. La tercera parte corre casi en exclusiva a cargo de ellos. 

«—Papá venía hacia casa anoche… y… y se hizo daño… así que Dios le permitió que se durmiera y le llevó directamente con Él al cielo —hundió los dedos en el cabello esponjoso de Catherine y les miró con intensidad, primero al uno y luego a la otra—. ¿Lo entendéis, niños? ¿Lo comprendéis?
Los dos la miraron fijamente; ahora Catherine estaba totalmente despierta.
—¿Papá se ha muerto? —preguntó Rufus».

Una muerte en la familia está llena de reflexiones plenas de verismo en su crueldad; reflexiones tanto humanas «[...] tendrás que superarlo sola porque lo único que podremos hacer por ti será mostrarte una ciega compasión animal»  como divinas «Lo que las moscas son para los villanos somos nosotros para los dioses. Nos matan para entretenerse»

La narración está escrita en tercera persona, pero cada capítulo se nos cuenta focalizado en un punto de vista diferente, de manera  que los distintos personajes nos cuentan su visión de lo que viven en cada momento. Los personajes protagonizan sus historias, muy diferentes unas de otras, pero todas contribuyen a completar un relato que estremece por la honradez con que se cuenta y con ella cada personaje se enfrenta a su realidad individual y de cara a los demás. 

James Agee

James Agee tenía seis años cuando murió su padre en un accidente de coche. Una muerte en la familia es por lo tanto una historia autobiográfica. Rufus es James Agee (de hecho su nombre de pila era James Rufus) y seguramente los sentimientos de Rufus son los que habitaban la memoria del autor cuando escribía la novela. James Agee murió repentinamente en un taxi de un ataque al corazón. Era 1955, dos años antes de que se publicase la novela. 

La obra estaba completa por lo que «el único problema de los editores consistía en insertar en el relato varias escenas ajenas al lapso temporal en que éste se desarrolla. Finalmente se decidió imprimirlas en cursiva y colocarlas al final de la primera y segunda partes [...] Se ha añadido el breve pasaje titulado "Knoxville, verano de 1915", que hace las veces de prólogo. No formaba parte del manuscrito que dejó Agee, pero, indudablemente, los editores le habrían instado a incluirlo en la redacción final»Esto se nos dice en una nota aclaratoria al inicio del libro. La nota, que no está firmada, termina diciendo «en opinión de sus editores, Una muerte en la familia es una obra de arte casi perfecta».  Estoy totalmente de acuerdo. La novela ganó el Premio Pulitzer en 1958. Y he de decir que es uno de los mejores Pulitzer que he leído nunca, puede que el mejor.  

Este libro participa en el Reto Escritores de la A a la Z que organiza el blog  Lecturápolis. Con él relleno la letra A.
 
Título del libro: Una muerte en la familia
Autor: James Agee
Nacionalidad: Estados Unidos
Título original: A death in the family
Traducción: Carmen Criado Fernández
Editorial: Alianza
Año de publicación: 2009
Año de publicación original: 1957
Nº de páginas: 400

Comentarios

  1. ¡Hola Rocío!

    Pues tiene buena pinta, me encantan estos libros que hablan de una muerte, pero que no se centran tanto en el misterio o en la parte de thriller en sí, sino que van a los sentimientos, a las emociones, a las consecuencias que tiene el suceso sobre la gente de alrededor... me encantan este tipo de relatos más intimistas.
    De hecho, si no la has visto, te recomiendo la de Todos lo saben, en este sentido se me pareció un poco y me gustó mucho.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no hay nada de thriller o de misterio. Tan solo hay sentimientos y reflexiones acerca de un hacho. De varios en realidad, la enfermedad del padre de Jay y su viaje innecesario, y la muerte del mismo Jay. Y de paso vamos sabiendo cosas de la vida de todos, pero tampoco es de esas novelas que te cuentan una historia a base de flashbacks. El foco siempre está en el presente, en los momentos que preceden y siguen a la muerte. Sí, es una novela muy intimista.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Está claro que un instante puede cambiar una vida, o volverla de otra manera y despertar sentimientos o sensaciones inesperadas.
    Lo que le ocurrió al propio autor es ya una muestra para que escribiera esta novela premiada y por lo que se ve con un gran nivel y calidad.
    No sé si leerla o no, ahora mismo necesito cosas más ligeras porque ando algo agobiada y preciso evasión y distracción, algo que no sé si este libro me lo proporcionaría. Apuntado queda, de todas formas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ligero no es, pero a mí me ha tenido enganchada de principio a fin y es que cuando algo te gusta no importa lo duro que sea. La novela es muy buena independientemente de las circunstancias, pero sabiendo que es autobiográfica quizás gana en intensidad. No obstante, teniendo en cuenta que el autor tenía seis años cuando sucedieron los hechos, no creo que la visión de los mismos puestos en la mente de otras personas (su madre, su hermana, sus abuelos, sus tíos) sea excesivamente veraz. Ni siquiera la suya propia es real, tan sólo lo que recuerda que tras casi cuarenta años. Sea como sea, razón tenían sus editores al considerar la novela una obra de arte.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Rosa,
    Leí esta novela hace un par de años para el reto de las Inquilinas de Netherfield, buscaba algo que se adecuara a la premisa y me recomendaron esta. Me gustó aunque me costó un poco hacerme a ella, tal vez la narrativa, tal vez el manejo de los personajes. Pero al mismo tiempo me incitaba a seguir leyendo y a querer saber más. Ahora sí puedo decir que me gusta mucho.

    Estupenda reseña
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me atrapó desde el principio porque es el tipo de novela que más me gusta. Los análisis de sentimientos a partir de un suceso, las relaciones familiares, esa forma de narrar de los autores estadounidenses, los que más me gustan también... Todo ello hacía de esta novela una novela escrita para mí, y así ha sido. Además es cierto que se quiere saber más. En ese sentido sí que funciona un poco como una novela de intriga, pero la intriga se desdibuja ante el interés de lo otro.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  4. ¿Qué tal, Rocío je, je?

    Solo cabe anotar tu rey de los Pulitzer que no son palabras menores después del bagaje literario que llevas. Me gusta cuando una historia se focaliza en varias partes y como cada persona afronta un mismo hecho desde diferentes puntos de vista. Al fin y al cabo eso es lo que nos diferencia como humanos.

    Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de rescatar tu comentario de los spam. Últimamente Blogger me manda varios a la semana a spam. Perdona el retraso.
      No sé si algún motivo especial me habrá hecho enamorarme de esta novela, pero el caso es que me ha cautivado por completo.. Te recomiendo que la anotes y la leas. No creo que te arrepientas. Yo tenía muchas expectativas puestas en ella y aun así me ha dejado encantada. Ni la más mínima decepción.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Por cierto Miguel, me olvidé comentarlo en la reseña (la novela me dejó impactada y se me pasó el detalle) que James Agee trabajó sobre todo en cine. Fue coguionista de La reina de África y de La noche del cazador, nada más y nada menos. ¿Lo conocías? Yo me he enterado a raíz de la novela.

      Eliminar
  5. Hola Rosa. Está claro que es una novela de las que golpean el corazón. Me gusta que se centra más en sentimientos y sensaciones que en los hechos referentes al accidente, aunque sean tristes y situaciones duras. Me la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela diferente, sumamente interesante, emotiva, con muchos puntos de vista que nos van mostrando diferentes formas de pensar y de enfrentarse a los hechos, con su parte de crítica. En fin, que no le falta nada, tan solo que el autor le hubiera dado el visto bueno definitivo, pero aun así, resulta una obra muy notable.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Hola Rosa, como me gusta que se anoten y se lean mis recomendaciones !!!! Pero es que no hace ni un mes que publiqué mi reseña, que ya te has leído el libro. Eres fantástica.
    Opino como tu, estamos ante una novela de sentimientos, pensamientos, sensaciones.

    Me alegra mucho que te haya gustado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay novelas que me cautivan desde que sé de ellas y esta fue una. Esas las anoto con prioridad, pero es que encima, en esta se dio la casualidad de que hablando de ella con unas amigas una de ellas la tenía. Así es que no esperé más.
      Me ha encantado. ha sido una muy buena recomendación y va derecha, esta seguro, a mis mejores lecturas del año.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  7. Buenas noches, Rosa:
    Qué impacto me ha causado conocer el trágico destino del autor, sólo por eso ya me merece la pena leer su trabajo. Puede parecer morboso, pero, para mí, que soy terriblemente romántica, supone un acto de respeto hacia un autor que no pudo ver publicada la obra que expiaría la pena la pérdida paterna. Apunto la novela y te doy las gracias por difundirla.

    Un abrazo y enhorabuena por la interesante reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará la novela. Es un autor muy poco conocido y sin embargo fue también guionista de películas tan famosa como La noche del cazador o La reina de África. Esta novela es fantástica. Me ha parecido una obra quasi perfecta. De lo mejorcito que he leído en mucho tiempo. Me gustará saber tu opinión.
      Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    fíjate que según te leía me iba imaginando que era una autobiografía, aunque no pensaba que fuese un clásico, que se hubiese escrito en el 57. Los Premios Pulitzer suelen gustarme y me resulta atractivo todo lo que cuentas, aunque el tema de la muerte de un familiar me echa para atras y más sabiendo que es novela de sentimientos, de esas que te sumerges y empatizas totalmente
    Aún así me la llevo, no la conocía. Da pena el final de su padre teniendo que viajar pudiéndoselo haber ahorrado (vaya con el bueno de Ralph y sus exageraciones...) y el final de propio autor en el taxi dejando su última obra casi terminada, impacta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo lo que rodea a la novela es muy trágico. La muerte del padre (no sé si la causa del viaje fue exactamente una visita a su padre enfermo o si eso forma parte de la ficción), así como la propia del autor, hacen que Una muerte en la familia cobre un valor añadido. Imagino como he dicho en algún otro comentario, que hay mucho de ficción en la novela porque narra pensamientos y emociones de otras personas y él tan solo tenía seis años cuando ocurrieron los hechos, pero no importa, aunque fuera pura ficción no perdería ni un átomo de su calidad excepcional.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Me ha encantado tu reseña, Rosa. Me he quedado prendido en esta novela que no conocía. Me la apunto rápidamente. Resulta, además, que vengo de leer y dejar un comentario en la última reseña del blog Susurros de biblioteca donde se habla del narrador equisciente, concepto cuya formulación yo desconocía. Resulta que esa 'narración escrita en tercera persona, pero cada capítulo se nos cuenta focalizado en un punto de vista diferente' que señalas en tu reseña es exactamente eso, un narrador equisciente. Ahora que soy consciente del mismo me gustaría comprobarlo viéndolo funcionar, así que me apunto el título de James Agee y quiero leerlo.
    Por otra parte la historia me atrae mucho por lo natural y al mismo tiempo terrible -'la vida es así, no la he inventado yo', dice la canción de ¿Sergio Dalma?- que es.

    Vuelve el calor, Rosa. Te deseo un agradable fin de semana

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco conocía ese concepto de narrador equisciente, pero lo he visto en muchas novelas. En este caso digamos que ese narrador toma distintos puntos de vista en los distintos capítulos, en lugar de mantenerse en el mismo durante toda la obra. Eso nos permite conocer una gran amplitud de situaciones y personajes. La verdad es que si lo juntamos todo el resultado es, para el lector, como si fuera narrador omnisciente, pero sin serlo. A ver qué te parece a ti.
      Por otra parte, ya fuera del tipo de narrador, es una historia redonda. Me gustará leer tu reseña porque yo no sé expresar bien todo lo que me ha suscitado su lectura, pero tenía la sensación de estar ante una novela perfecta. Ya sé que la perfección no existe y que eso es mucho decir, pero esa era mi sensación. Ay, madre, qué expectativas estaré creando, pero es que solo puedo ser subjetiva. La objetividad no sirve para hablar de lo que nos transmite una novela y menos aún una novela como esta.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ¡Hola, Rosa! Una lectura realmente apetitosa. En tu reseña nos muestras dos momentos que a mí se me presentan como los más duros cuando se produce una tragedia así. El primero, por supuesto, es dar la noticia a tus hijos. ¿Cómo explicarles que su padre o madre ha muerto, que no va a volver? ¿Cómo hacerlo sin derrumbarte, intentando ocultar la rabia y desesperación? Solo imaginarlo me pone los pelos de punta. El segundo momento es esa frase del consuelo animal. Y es que pasada la noticia, el velatorio o el entierro nos quedamos solos. Debe ser terrible cuando llegas a casa, cuando cenas y acuestas a tus pequeños, cuando te das cuenta de que la vida sigue, pero sin él o ella. Esa noche, esa primera noche... puff. Estupenda reseña! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que distinto sentimos. Para mí el momento más delicado, al menos como lo he sentido leyendo la novela, es esa noche en que la mujer y su tía esperan a ver qué ha pasado y qué consecuencias ha tenido el accidente. Ese saber, porque todas las pruebas así lo indicaban, que seguramente está muerto, pero no querer creerlo y esperar un milagro en el que tampoco se confía... Y pasar así las horas pendientes del teléfono. En fin,me ha parecido que lo cuenta de maravilla
      Es una novela de las de no perderse.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Duele esta novela por lo que cuentas. Me gusta este tipo de historias que se centran en los sentimientos, en las emociones.No me lanzo a por ella, porque tengo mucho pendiente, pero si se cruza, cae seguro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la pasé por delante de todo porque cuando vi la reseña supe que era una novela escrita para mí, es un decir. Es de esos pálpitos que sabes que no fallan. En este caso, se quedó corto el pálpito.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola, Rosa.
    Una lectura que te debe romper un poquito el corazón, pero al mismo tiempo esas emociones a uno deben envolverlo en la espiral sentimental de cada personaje. Duro y quizás hasta necesario, conciliamos poco con el duelo, con la perdida.
    Me la apunto, vaya que sí.
    Un beso, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, lo que siente cada personaje te atrapa, sus sentimientos y la mezcla de todos ellos, sentimientos y personajes, forman una historia realmente cautivadora. Es dura, pero merece la pena totalmente.
      Un beso.

      Eliminar
  13. ¡Vaya! Pues la apunto sin dudar. Me ha gustado mucho todo lo que cuentas sobre esta novela: el tono, el cambio de perspectiva en función del personaje, el hecho de que sea autobiográfica y ese final tan dramático del autor. Una recomendación estupenda, Rosa. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un cóctel de circunstancias que hace que la novela sea más valiosa aún de lo que ya sería por sí misma. No la dejes pasar.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Rosa, siempre me descubres lecturas que llaman poderosamente mi atención. En este caso me la voy a llevar sin la más mínima duda, el tema de la muerte y el duelo siempre me ha interesado muchísimo y los he leído con avidez. Hasta que me tocó a mí vivir de cerca ese duelo y ya no me veo con ánimos, así que sí, me la llevo, aunque con la seguridad de que no sé cuándo estaré preparada para leerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos nos descubrimos lecturas a otros. Eso es bueno en principio. Lo único malo es lo que crecen las listas de libros para leer.
      El duelo y la pérdida los llevo mejor yo también en ficción que en la realidad. Yo también me he visto enfrentada a mis propios duelos y en algún momento me ha costado enfrentarme a estas lecturas. Pero sí, es un tema apasionante y aquí está tratado de la mejor manera y de una forma muy realista.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Una reseña magnífica y una lectura muy tentadora, Rosa. A pesar de ser un premio Pulitzer no conocía ni novela ni autor. Una novela de sentimientos y, por lo que veo, de personajes, sencilla y a la vez compleja, y con un tema duro, difícil de afrontar, pero que se ve que el autor ha sabido solventar notablemente. En fin, irresistible.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos premios Pulitzer que no conozco, pero cuando descubro alguno me suelo tirar a por él de cabeza y hasta ahora todo han sido aciertos. Sí que es una novela irresistible y conociendo tus gustos literarios creo que esta es de las que te gustará. Debe de ser difícil de afrontar toda esa casuística que acompaña a los duelos en el mismo día y al siguiente porque las novelas y el cine, por lo general, pasan sobre ello sin dejar huella. James Agee ha sabido hacerlo de maravilla. Puede que le haya ayudado su trabajo de guionista. Ya nos contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  16. El libro apuntado por diferente y por tu magnifica reseña!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"El año del pensamiento mágico" "Noches azules" Joan Didion

"Sinántropos" Carlos Bassas del Rey

"La mujer en la ventana". A. J. Finn.

"Vera" Elizabeth von Arnim

"El halcón maltés" Dashiell Hammett

Tres eran tres 17

Dos cuentos de Edgar Allan Poe

"El sueño del árbol" Sara Mañero

"El secreto de Maximilian" Alicia Lakatos

"Lágrimas en la lluvia" Rosa Montero