"La princesa de Buchenwald" Ana Andreu Baquero


Dar con aquel túmulo, idéntico a todos los que la rodeaban, había sido la parte más difícil, y en más de una ocasión se habían sentido desfallecer. Pero un día, de improviso, habían descubierto un asiento en el registro con aquel apellido alemán. Junto a él, una escueta anotación: «unbekannte Frau»; «mujer desconocida». Apostolo Fusco, que se había quedado algo rezagado, observó a la comitiva avanzando solemne hacia su objetivo. A diferencia del día en que habían pisado por primera vez aquel lugar, ya no deambulaban a ciegas por entre las tumbas sin saber dónde buscar, abrumados por la ardua empresa a la que habían decidido entregarse. Esta vez sabían con seguridad cuál era su destino, y aquella certeza les insuflaba una vitalidad que hacía tiempo que habían perdido […] Dar con aquel túmulo, idéntico a todos los que la rodeaban, había sido la parte más difícil, y en más de una ocasión se habían sentido desfallecer. Pero un día, de improviso, habían descubierto un asiento en el registro con aquel apellido alemán. Junto a él, una escueta anotación: «unbekannte Frau»; «mujer desconocida».

Pero ellos sabían bien quién era esa mujer desconocida. Mafalda de Saboya, era hija de Vittorio Emanuele III, rey de Italia, y hermana del que sería el último rey del país, y eso solo durante poco más de un mes, Humberto II. Su madre era la princesa Margherita de Montenegro.

Tras el prólogo en el que se narra el encuentro del cadáver de la princesa en 1945 en el cementerio de Weimar, la novela comienza con un salto hacia atrás y empieza en septiembre de 1925, con el baile de la boda de Mafalda con el alemán Philipp, «Príncipe de Hesse-Kassel y sobrino del káiser Guillermo, o lo que es lo mismo, bisnieto de la reina Victoria». A partir de ese momento, la historia se nos contará de forma lineal hasta llegar a agosto de 1944, cuando muere Mafalda de Saboya en el campo de concentración de Buchenwald. 

Cómo llega la princesa de un país que empezó la guerra como aliado de Alemania, la esposa de un miembro del partido nazi, a morir en un campo de exterminio alemán es una incógnita que me ha acompañado a lo largo de una gran parte de la lectura de este libro, porque he de confesar que no tenía ni idea de este hecho histórico.

Mafalda y Philipp se instalaron en Roma, en la Villa Polissena, ubicada dentro del recinto en el que también se encontraba el palacio donde vivían los reyes, Villa Saboya. Allí nacieron sus dos hijos mayores antes de que Philipp se apuntara al partido Nazi y terminara siendo nombrado gobernador de la provincia de Hesse-Nassau en 1934. Ello supuso el traslado de la familia a Alemania sin mucho convencimiento por parte de Mafalda que no comulgaba con las ideas nazis y que no quería vivir lejos de su tierra y de su familia. 

La falta de simpatía por las ideas fascistas era compartida por toda la familia real italiana. El rey había tenido que aceptar a Mussolini por miedo 

«Tres años antes [1922] aquel hombre, con su Marcha sobre Roma, había presionado a su padre para que le permitiera hacerse con el gobierno bajo la amenaza de que, si no aceptaba, lo haría por la fuerza. Al final el rey se había visto obligado a transigir por miedo a que estallara una guerra civil».

Quien sí empezó a simpatizar con él desde el día de la boda fue Philipp. Su estancia en Italia le hizo simpatizar con el fascismo y preparó su ideología para unirse a Hitler desde el principio. La novela nos lo presenta como escéptico con las ideas de Hitler y Mussolini, más cercano a la ideología de su mujer, pero me temo que Philipp, al menos en un principio, se sintió bastante convencido con la ideología nacionalsocialista. Otra cosa fue su evolución posterior, viendo cómo terminó. 

La novela nos cuenta la vida de la pareja, primero en Roma y luego en Berlín. Posteriormente, la vuelta de Mafalda a Roma en 1937, enferma de pulmonía y embarazada de su tercer hijo, supuso la ausencia de Mafalda de Alemania hasta su vuelta final y definitiva. Al menos según la novela y no he encontrado nada que lo contradiga. En Roma seguía (siempre según el libro) cuando en 1943 viajó a Sofia para acompañar a su hermana Giovanna que había enviudado de su marido Boris, zar de Bulgaria. Una muerte extraña de la que se sospecha que Hitler podía haber sido el artífice. 

Ese viaje, la tumultuosa vuelta a Roma y una visita a sus hijos en el Vaticano donde los habían dejado sus abuelos antes de huir de Roma tras pactar con los aliados, serían las últimas acciones de Mafalda en libertad. Después la maquinaria de la Historia la atraparía entre sus dentadas ruedecillas y daría con ella en el campo de concentración de Buchenwald, situado cerca de la ciudad de Weimar.


La vida de Mafalda en el campo será el broche final de la novela. Se nos cuenta la situación de la mujer que comparte una zona especial del campo con los Breitscheid, una pareja de socialdemócratas. Su situación en el campo y los reproches que le hace la señora Breitscheid cuando la reconoce le harán replantearse su vida y sentir que tal vez tiene algo de responsabilidad en todo lo que sucede.

«Entonces se vio a sí misma durante la cena de gala, sentada entre Hitler y Mussolini, un par de días antes de que se tomara aquella fotografía, y un repentino mareo la obligó a buscar apoyo en la mesa del centro de la estancia. Recordaba muy bien sus sentimientos de aquella noche. No tenía ninguna duda de que se había sentido incómoda, irritada, pero también que había participado activamente en aquella farsa, lo había dado todo para que la comedia que estaban representando fuera un éxito». 

Y mezclada con la vida de Mafalda de Saboya, vamos viendo parte de la historia de Europa alrededor de la Segunda Guerra Mundial. El ascenso de Hitler, sus mentiras que entretuvieron a los dirigentes europeos, mientras él se preparaba para conquistar el continente, y engañaron (?) a los alemanes que lo creyeron moderado y apto para gobernarlos.

«Hitler había declarado bajo juramento que renunciaba a cualquier tipo de violencia y era evidente que su tono más moderado empezaba a ganarse la confianza de la gente. Bastaba ver los resultados de las elecciones del día catorce, [septiembre de 1930] en las que habían pasado de doce escaños a ciento siete, convirtiéndose contra de todo pronóstico en la segunda fuerza política del país».

Veremos también el ascenso y caída de Mussolini y la animadversión de la familia real italiana hacia él. Veremos la debilidad del rey Vittorio Emanuele y la traición de la que se siente víctima Mafalda por parte de sus padres. 

Ana Andreu Baquero

La historia de amor que se nos cuenta entre Mafalda y Philipp, tal vez esté un poco edulcorada. No se menciona la posible bisexualidad del hombre que alguna fricción supondría en la armonía de la pareja. Estamos ante una novela y siempre hay una parte de ficción que se ajusta más o menos a la realidad. Por mi parte, he de decir que, como total desconocedora de los hechos, me ha resultado una novela histórica muy interesante que ha ampliado mi visión de los acontecimientos acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial en Italia. Creo que es una historia muy esclarecedora y quiero terminar la entrada con una cita de la Nota de la autora que aparece al final de la novela.  

«Fue una mujer que pasó de vivir en los palacios más fastuosos de Italia y de pertenecer al círculo más íntimo del propio Hitler, a acabar sus días en una fría y oscura cabaña de madera en el interior de uno de los mayores campos de concentración de Alemania. Su historia, plagada de intrigas, de giros inesperados y momentos trágicos, acabó siendo un reflejo del destino dramático de su país y nos invita a reflexionar sobre la responsabilidad y la culpa de aquellos cuya inacción y pasividad contribuyeron a encumbrar a uno de los regímenes más atroces de la historia de la humanidad».

Este libro participa en el Reto Autores de la A a la Z que organiza el blog  Lecturápolis. Con él relleno la letra A.

Este libro lo he leído recomendado por Undine en su blog, Las lecturas de Undine. Dicha recomendación me llegó a través del Reto Serendipia Recomienda 2024. Si queréis saber cuáles son las otras dos que he elegido y las que he recomendado a mi vez podéis verlo en esta entrada de mi blog.

Título del libro: La princesa de Buchenwald 
Autora: Ana Andreu Baquero
Nacionalidad: España
Editorial: Libros de Seda
Año de publicación: 2023
Año de publicación original: 2023
Nº de páginas: 416
 

Comentarios

  1. Gracias Rosa, a mí me pareció una lectura interesantísima con un enfoque diferente a lo que estoy acostumbrado a leer dentro de la temática. Además basado en una historia real por lo que siempre se agradece aprender un poco más. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también la he leído con mucho interés porque no sabía nada del suceso y todo el rato estaba con la intriga de cómo pudo terminar esa mujer en un campo de concentración. Además creo que está muy bien encajada la ficción en los hechos históricos. Y sí, es diferente a los que estamos acostumbrados a ver en temática de nazis y de campos de concentración.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola, Rosa. Pues me has despertado la curiosidad sobre este personaje. No conocía su historia e impresiona mucho ese final en los campos partiendo de donde partía. Me ha gustado mucho lo que cuentas sobre esta novela y el enfoque que le da esta protagonista. Muy buena recomendación. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena novela que cumple con el entretenimiento y con el interés de narrar hachos históricos poco (nada para mí) conocidos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Buenas tardes, Rosa.
    Yo leí esta obra el pasado año y me gustó muchísimo, porque trata sobre una arista menos conocida de la Segunda Guerra Mundial (el tema italiano). También tuve la oportunidad de conocer en persona a la autora, a quien acompañé en la presentación del libro en Madrid. Eso me dio la oportunidad de estudiar sobre el tema para conversar con Ana Andreu Baquero sobre su libro. Por ello, puedo asegurarte que en La princesa de Buchewald hay mucho rigor histórico, el trabajo de documentación la llevó a Italia y Alemania, y que la autora sólo se permitió ficcionar determinados motivos que es imposible conocer por su privacidad. Es cierto que no se menciona la bixesualidad del esposo en la novela, aunque, desde mi punto de vista, queda clara en el primer viaje que este realiza a Alemania junto a su primo (cuando menciona las visitas a las salas de fiestas alternativas). La explicación que dio la autora sobre el edulcoramiento de la historia de amor es que la historia está narrada desde el punto de vista de la propia Mafalda, que no deja de ser subjetivo con respecto al tema de su pareja y al de su posición en la guerra.

    Como chascarrillo curioso, te puedo contar que Kyril de Bulgaria, el sobrino de Mafalda de Saboya, recibió en su casa de Madrid a la escritora para felicitarla por su trabajo.

    Si te apetece que contrastemos impresiones, me encantará charlar por privado contigo.

    Un abrazo, y enhorabuena por tu reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que de Italia se conoce poco a nivel de público (los historiadores lo tienen perfectamente documentado) de su papel y situación durante la Segunda Guerra Mundial. Al menos yo, sé menos que de otros países. también es que es una historia más confusa. Empezaron apoyando a Alemania y terminaron a favor de loa aliados. Leyendo el libro he sabido mucho más.
      Te he mandado un correo ampliando mis impresiones. Muchas gracias por ofrecerte a contarme cosas. es un tema de lo más interesante. Y muchas gracias por ser la "culpable" de esta lectura.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Rosa, fantástica reseña, como siempre. Es imposible agotar el tema de la Segunda Guerra Mundial. tantas y tantas historias que dan para una buena novela. Espero que este libro caiga en mis manos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Segunda Guerra Mundial, como la Gran Guerra o la Guerra Civil española tienen mucho que contar. Lo malo es que a veces se ponen de moda los temas y se escriben cosas muy mediocres. Hay que andar con cuidado para extraer lo bueno y esta novela es de eso bueno. Muy recomendable.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Fascinante dentro de la tragedia que narra el libro. La historia y como dices la maquinaria de la historia es tan rocambolesca como esos giros vitales que llevaron a Mafalda de la luz a la oscuridad en tan poco tiempo. También me parece interesante el conocer un poco más la historia italo-alemana en la época más trágica del siglo XX.
    Excelente reseña, Rosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una maquinaria atroz. Si te pilla no te suelta y puede pillarte bien y resultar un afortunado de los acontecimientos o pillarte mal y terminar... en un campo de exterminio. La historia de Italia durante la Segunda Guerra Mundial esa de lo más interesante y, al menos para mí, desconocida hasta ahora que he sabido más cosas y me sitúo mucho mejor.
      Un beso.

      Eliminar
  6. ¡Hola, Rosa!
    No conocía "La princesa de Buchenwald", ni he leído a la autora. Si no me equivoco creo que en algún momento te conté que las novelas que tratan temas de la II Guerra Mundial, el holocausto, los judíos y los nazis, siempre me han atraído, aunque la verdad es que llevo un tiempo sin leer nada sobre esta temática.
    "La princesa de Buchenwald" me llama bastante la atención también porque tiene que ver con los acontecimientos acaecidos en Italia durante la Segunda Guerra Mundial, tiempos tumultuosos que vivieron mis padres, o sea que en este caso, mi interés por la historia es doble :)
    Una novela que imagino nos lleva a reflexionar sobre los horrores de la época, aunque creo que nunca podremos comprender por completo la locura y la barbarie que allí se vivieron.
    Considero que estas lecturas son necesarias, es importante contar siempre la historia, porque conociéndola podemos evitar cometer los mismos errores.
    Muy buena tu reseña, gracias ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo contigo. Creo que por mucho que se conozca la Historia se acaban cometiendo los mismos errores. Al menos esa es la conclusión que saco de la poca historia que conozco y lo que veo que sucede en la actualidad.
      Entiendo tu interés por esta novela. Al interés por tratar de entender un poco más lo que sucedió en la Segunda Guerra Mundial, añades el hecho de que provienes de Italia y tus padres vivieron esa época en ese país. Mi interés solo derivaba de que de Italia en esa época sabía muy poco. Mucho menos que de otros países como Francia, Polonia, Hungría, la URSS... Italia empezó del lado de Alemania, terminó pactando con los aliados, a media guerra Mussolini fue detenido, volvió con la República de Salo y finalmente terminó como todos sabemos. Es una historia convulsa de la que conocía hechos aislados que ahora he podido encajar más o manos en la Historia. Te gustará el libro.
      Un beso.

      Eliminar
  7. El contexto y el trasfondo histórico de esta novela son muy tentadores. Si la leyera, sería por conocer más de esos sucesos. También me parece muy interesante esa reflexión de Mafalda de Saboya ya en el campo de concentración sobre su despreocupada implicación en lo que ella califica farsa y comedia. De todas formas, lo que es la novela en sí no me llama suficientemente la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí ha sido muy interesante conocer los hechos históricos que narra la novela. He añadido piezas al puzle de la Segunda Guerra Mundial en lo que se refiere a Italia e incluso a Bulgaria. Ha sido también interesante, y se deduce de esa reflexión de Mafalda de Saboya que mencionas, el ver cómo se confraterniza con ciertas posturas aun sin estar de acuerdo con ellas y esa falta de posición ante algunas ideas, ese dejar hacer por conveniencia, por apariencia o por comodidad, se puede volver contra ti de la manera más terrible.
      Un beso.

      Eliminar
  8. No conocía esta obra ni a este personaje. Muy interesante. Desde luego la gran pregunta es cómo pudo acabar esta mujer en el campo de concentración. De la historia de Italia en este período sé muy poco así que será para mí una lectura muy instructiva. Y es que he tomado muy buena nota, que tu reseña deja con muchas ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué sabemos mucho menos de Italia que de Francia, por poner un ejemplo, con respecto a la Segunda Guerra Mundial. Desde luego, este libro ayuda a completar esos conocimientos. Espero que te guste si finalmente te animas.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola, Rosa.
    Con historias como ésta uno se da cuenta que nada es eterno, un día la situación de todos puede cambiar tan drásticamente que quizás si explicara sería hasta poco creíble.
    Hoy he leído varias entradas, y me he dado cuenta de que no es que tenga la historia oxidada, sino literalmente inactiva, porque desconozco mucho de ella, así que agradezco cada fragmento que nos cedes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es toda una sorpresa ir viendo cómo se puede pasar de los salones de un palacio real a una cabaña en un campo de concentración.
      Si de lo que se trata es de conocer un poquito más de la historia esta novela viene muy bien. A mí me ha ayudado a poner una piecita más en mi visión de la Segunda Guerra Mundial.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ¡Qué libro tan interesante, Rosa! Me encanta el tema; tampoco yo sé mucho de las interioridades de Italia antes y en medio de la segunda Guerra mundial. Si, conozco lo de Mussolini, Italia bajo los alemanes y poco más. Del campo de Buchenwald creo recordar que nuestro Jorge Semprún estuvo allí preso.
    Yo también participo en el Reto de Serendipia recomienda y 'La princesa de Buchenwald" destacada por Undine von Reinecke no fue elegida por mí. La dejaré para más adelante e incluso para otra convocatoria si es que alguien la destacase entre sus tres favoritas.
    Por otra parte nada he leído de Ana Andreu Baquero y esta novela histórica puede ser una buena disculpa para conocer su manera de escribir.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, allí estuvo Jorge Semprún. Nunca olvidaré su maravillosa novela o libro de memorias (a medio camino anda) que relata sus vivencias en el campo, Viviré con su nombre, morirá con el mío.
      Esta novela ya la había apuntado cuando Undine la reseñó en el blog y cuando vi que la recomendaba para el reto me pareció la oportunidad ideal para leerla. A media lectura vi que también me cuadraba en Autores de la A a la Z pues aún no tenía la letra A. vamos que ha sido un triple acierto, pero lo mejor es que me ha gustado, he disfrutado y he aprendido cosas. Te la recomiendo.
      Un beso.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Rosa! Si es que la vida es así, hoy estás en la cima mañana en una cabaña. Una novela histórica bien documentada por lo que comentas. Eso, a poco de empezar las vacaciones, la convierte en una excelente opción de lectura. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca mejor dicho, de un palacio real a un campo de concentración. Y el cómo recorre ese camino es lo que nos cuenta la novela, un hecho del que no tenía ni idea y que me ha resultado sumamente atractivo dentro de su crudeza.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola otra vez. Esta novela ya la había apuntado también por la reseña de Undine. Tampoco conocía esta historia, primero porque como estudiante de ciencias, en Historia voy bastante mal y segundo porque en particular todo el tema nazi, me echa para atrás, aunque alguna cosa sí que va cayendo.
    Desde luego, creo que es una mujer con una historia particular que merece la pena conocer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sabes yo también soy de ciencias, pero la Historia siempre me ha gustado mucho. De hecho, después de terminar Biología empecé lo que entonces era Geografía e Historia en la UNED. Tengo como media carrera porque después de nacer mi hijos lo dejé.
      A mí me gusta mucho leer sobre todo lo relativo a la Segunda Guerra Mundial, y la verdad es que este episodio lo desconocía totalmente y ha sido todo un placer leer sobre él.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"Tan poca vida" Hanya Yanagihara

"Los alemanes" Sergio del Molino

"Púa" Lorenzo Silva

"Lecciones" Ian McEwan

"Precioso veneno" Mary Webb

"El linaje de las estrellas" Daniel Fopiani

"El corazón es un cazador solitario" Carson McCullers

Seamos seguidores

Una pequeña despedida y una recomendación.