Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

lunes, 1 de mayo de 2017

Mayo 2017


El joven canadiense, que tendría a lo sumo quince años, había vacilado más de la cuenta. Suspendido en el aire por un instante, dejó de mover los pies sobre los troncos que flotaban en el remanso situado por encima del recodo del río; antes de que alguien alcanzase a sujetar su mano extendida, ya se había hundido por completo. Uno de los madereros, más veterano, tendió el brazo hacia el largo cabello del joven: buscó a tientas con los dedos en el agua gélida, densa, casi tan espesa como un caldo a causa de los fragmentos de corteza desprendidos. De repente dos troncos chocaron con fuerza, atraparon el brazo del frustrado rescatador y le partieron la muñeca. 


De todos los libros del autor, este es mi preferido. No hay más que leer este comienzo para dejarse arrastrar por una historia tierna, trágica, divertida, real, mágica; llena de casualidades, accidentes, coincidencias... puro John Irving.
"La última noche en Twisted River" comienza con un terrible episodio en un campamento maderero en New Hampshire, cerca de la frontera con Canadá, en 1954. Otro episodio terrible, a la par que cómico (¡¡ah la maravillosa capacidad de Irving para hacernos reír de pena!!), hará que llegue esa última noche que nuestros protagonistas pasarán en Twisted River.
Los protagonistas del libro son Dominic Baciagalupo, el cocinero del campamento, su hijo Danny, de doce años, y Ketchum, un leñador pelirrojo y malhablado, que será una presencia constante en el largo periplo de Dominic y Danny, y de quien Danny aprenderá a lo largo de su adolescencia y juventud todo... lo que no aprenda de su padre. 
Y es que la novela se extiende hasta Canadá, concretamente en Ontario en 2005. A lo largo de medio siglo, seguiremos las peripecias de estos tres personajes en una huida que comienza una noche, poco después de los sucesos con que comienza la novela, y que los llevará a varios lugares de Estados Unidos y Canadá; una huida provocada por un incidente en el que están involucrados un oso, una sartén de veinte centímetros de hierro colado y la lavaplatos que ayuda al Coci con la limpieza, Jane la Piel Roja. Padre e hijo deberán huir de la venganza del alguacil y no se verán capaces de regresar en muchos años.
Unos años en los que Danny crece, se casa, se convierte en padre, triunfa como escritor, gana un Oscar como guionista, se exilia en Canadá porque piensa que en su país hay muchos patriotas y eso "lo llevaba a recordar y valorar una frase de Samuel Johnson muy citada: «El patriotismo es el último refugio de los canallas»". Unos años en los que Dominic seguirá la trayectoria vital y profesional de su hijo, siempre tras los fogones de distintas cocinas y distintos restaurantes.
Una novela en la que asistimos a la educación sentimental e intelectual de Danny, pero también a la evolución de Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XX. Cuando comienza la historia, en 1954, la sociedad estadounidense aún está sacudida por la Segunda Guerra Mundial y la guerra de Corea, pero los tiempos se desbocarán y los cambios se sucederán a un ritmo vertiginoso, tal vez demasiado para que una sociedad convulsionada que, por otra parte los propicia, se adapte a ellos.
Pero también viajaremos al pasado y sabremos la historia de Dominic y Rosie, los padres de Danny, que se conocieron en 1940 y vivieron una historia poco convencional, como todas las del autor, por otra parte.
En este mundo cambiante encontraremos las señas de identidad de John Irving: personajes excéntricos (solo por conocer a Ketchum, merecerían la pena las más de seiscientas páginas del libro), equívocos que determinan vidas (véase si no el episodio de la sartén y el oso), casualidades que trastornan el normal devenir de los acontecimientos (como la muerte de Rosie). ""Este es un mundo de accidentes" pensaba el cocinero".
John Irving es un escritor que enamora y que recomiendo, ya lo he hecho en otras ocasiones, sin la más mínima duda. Huyendo siempre de lo políticamente correcto; proporcionando muchas causas para una buena reflexión; sacudiendo los prejuicios más afianzados en la sociedad estadounidense, y en todas en general (aborto incesto, homosexualidad, travestismo), sus novelas no pueden dejar a nadie indiferente. Además lo hace sin alardes moralizadores, sin afán de mostrar a nadie el camino que debe tomar. Él solo muestra el camino por el que él transita y no pretende que nadie le siga. Y eso se nota en sus libros de los cuales algunos me han gustado más y otros menos, pero nunca he salido insatisfecha. 
Es además, un autor muy adaptado al cine, siempre con películas de calidad notable.
"Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra", una de sus mejores novelas para mi gusto, fue adaptada por Lasse Hallström con el título de "Las normas de la casa de la sidra". Su guión, escrito por el propio John Irving, le valió el Oscar en 2000. 

Las novelas que aparecen en esta sección, "Bienvenido nuevo mes literario", no están recién leídas, pero están leídas. Se trata de novelas que empleo para comenzar cada mes. Por ello comienza la entrada con el inicio del libro. No pretende ser una reseña, sino el comentario sobre una historia que me marcó lo suficiente como para poder hablar de ella aunque haga ya muchos años que la leí. Por ello, espero que me perdonéis si incurro en algún error.





31 comentarios:

  1. Qué estupenda reseña Rosa. Comienzas con ese párrafo soberbio por cierto (cómo se puede expresar tanto y ese final, un micro perfecto...) y ese tamaño de letra que se sale de la pantalla y te quiere atrapar, y después vas introduciendo toda la historia de esos madereros canadienses y finalmente su relación con el cine. Me gustó. Sabes, como curiosidad, esos madereros también los hubo en Andalucía, en Jaén. Rescaté la historia cuando hablé de la Sierra de Segura. Y me cautivó el mundo que leí. Gracias. Un beso. Feliz día de fiesta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí y hay un libro muy bueno, hecho película también, por cierto, de José Luis Sampedro, "El río que nos lleva", que trata del mismo tema. Está ambientado en el Tajo, por la zona de La Mancha.
      Esta novela de la que hablo hoy es, para mí, la mejor de un escritor genial al que seguiré hasta donde pretenda llevarme con sus novelas.
      Un beso y feliz día para ti también, guapa.

      Eliminar
  2. Estupenda reseña, ya echaba en falta nuestro admirado Jonh Irving en estos comienzos de mes. Yo dudo si éste que comentas es el mejor o Una mujer difícil, de todas maneras, ninguno de sus libros me decepciona. En cuanto me entero de que tiene nuevo libro estoy pendiente de ver cuando publica en español.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, "Una mujer difícil" que es el libro con el que conocí al autor y que me prestaste tú, por cierto, sería mi segundo preferido, pero este tiene cosas que me tocan el alma de una manera especial. Al escribir esto sobre él estaba deseando volver a leerlo por tercera vez. Es muy posible que lo haga.
      Un beso y a esperar la siguiente novela del gran John Irving.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    me ha encantado tu reseña, me gustaría leer algo del autor en un futuro así que este me lo apunto :). No conocía tu blog y lo he seguido, ¿pasarías por el mío y si te gusta te quedarías en el?.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste. El autor aun te gustará más. Me paso por tu blog.
      Un beso.

      Eliminar
  4. La novela que reseñas no la conozco, las otras que nombras al final sí las leí, y alguna otra. Últimamente le he perdido la vista, pero no me alcanza el tiempo, por desgracia. A ver cómo lo alargo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me pierdo ninguna de sus novelas. Ahora las leo según las publica. Tras leer "Una mujer difícil" leí toda su obra pasada. He de decir que alguna de las novelas me resultó un poco pasada de moda como "La leyendo del bebedor de agua" y me costó terminarla, pero el resto me gustó mucho.
      Si sacas tiempo, creo que esta te ha de gustar.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Me equivoqué con el título. No es "La leyenda (encima puse leyendo) sino "La epopeya del bebedor de agua".

      Eliminar
  5. He leído a Irving aunque no esta novela que comentas.
    El fragmento inicial me ha provocado una angustia terrible y unas ganas de saber inmensas. Me frena lo de las 700 páginas porque últimamente voy muy mal de tiempo también para la lectura. Pero me lo apunto para el veranito con todo ese tiempo para leer a la fresca.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son setecientas páginas, Conxita, pero se disfrutan una tras otra y, desde mi punto de vista, no sobra ni una. A mí me envuelve en una atmósfera, un lenguaje y unos hechos que me dejan enredada y de los que me cuesta mucho salir. No descarto, leerla un tercera vez (la cuarta la dejamos al tiempo que el tiempo me dé, bueno y la tercera también, que el tiempo nadie lo controla).
      Un beso.

      Eliminar
  6. No he leído nada del autor, pero tu reseña me dice que ya va siendo hora. Qué bonito lo de su capacidad para hacer reir de pena, nunca había escuchado tal expresión.
    "Las normas de la casa de la sidra" me encantó y ya estoy deseando volver a verla.
    ¡Besos, Rosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es una expresión que se me ocurrió mientras escribía la reseña. Es esa sensación de leer un hecho trágico y muy triste, pero contado de una forma que te arranca una sonrisa.
      Yo "las normas..." la he visto tres veces. Es maravillosa, pero la novela... Aunque para mí "La última noche..." está imbatida.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Como siempre una reseña estupenda Rosa. Me encanta John Irving, creo que ya lo he dicho, adoro Las normas de la casa de la sidra y creo que es un autor maravilloso.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lees este libro, ya me dirás si estás de acuerdo con mi entusiasmo. Ya veo que en el entusiasmo por el autor lo estás totalmente.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Felicidades por tu estupenda reseña. Habrá que leer algo de Irving. Si es que nos pones la miel en los labios y una vida no da para tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero para este libro debería dar porque es un disfrute total. Al menos para mí. Ya sé que esto es muy subjetivo, pero yo recomiendo su lectura, que de cerrar el libro tras veinte páginas si no gusta, siempre hay tiempo.
      Un beso.

      Eliminar
  9. hola rosa! entrar en tu blog es asomarse a un pozo de sabiduria, tanto por tu magnifica reseña presentando la obra como los comentarios que recibes. estupendo! gracias y saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Búhos. Mi blog os lo agradece y yo más aún.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Tiene todas las características de la llamada "gran novela americana" y como no he leído a John Irving, ya se por donde empezar. Tendrá que esperar un poco, eso sí.
    Genial propuesta para empezar este mes de mayo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la literatura norteamericana me fascina, este autor es tal vez el que más me fascina. Cuando hice la reseña de "Avenida de los milagros", su última novela, ya hablé de esta como mi favorita, pero cualquiera de las que tiene, a partir de "El mundo según Garp" que es la que lo hizo famoso, merece mucho la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Sin duda me lo apunto porque has destacado tres características que considero básicas a la hora de escribir: no moralizar, entretener y sorprender. Además, me interesa ese uso de los accidentes como algo natural en la trama. A veces se insiste demasiado en que a la hora de escribir todo tenga que tener un porqué cuando la vida es puro azar y lo importante es comprobar cómo reaccionan ante él los protagonistas. Impecable reseña, ¡cuánto por leer! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado por leer. A veces tengo tentaciones de abandonar el blog y emplear en leer el tiempo que le dedico, aunque de momento no lo haré.
      En este autor tienen mucha importancia los accidentes y las casualidades que vienen a determinar en muchos casos, las vidas de los protagonistas. Te lo recomiendo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola! Nunca he leído a Irving pero sabía que debía hacerlo. Ahora ya sé que además lo haré en breve. Tu reseña me ha encantado, has estructurado muy bien la información.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te gusta tanto como a mí. Es un autor que merece la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Irving está esperando turno desde hace tiempo y tengo que darle ya su oportunidad. A lo mejor leo este que nos traes.
    Estupenda esta sección infalible desde su creación.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran novela que creo que te gustará. Aunque creo que ya lo comentamos cuando publiqué mi única reseña sobre él.
      Léelo y cuéntanos.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Con mi mala cabeza habitual no recuerdo si he leído algo de John Irving o no, pero sí que he visto la película "Las normas de la casa de la sidra" y me encantó. Reconozco en ella eso que dices acerca de los temas controvertidos tratados por el autor con naturalidad y sin la más mínima intención moralizadora.

    El comienzo que nos ofreces para iniciar el mes de mayo me ha parecido cautivador; como me suele suceder me quedo con ganas de leer mucho más. Es una novela larga, pero me la apunto sin dudar :)

    Muchas gracias por la recomendación y por una reseña tan brillante, Rosa.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa película hace un tratamiento del aborto y del incesto totalmente en contra de la norma y sin pretender dar lecciones. El libro que se titula "Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra" es muy bueno también. Este te gustaría, seguro y mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Me has puesto los dientes largo. Y además este autor es uno de los grandes que aún tengo pendiente. Tan solo he visto la película que adapta una de sus novelas. Me gusto mucho pero, claro, no es lo mismo que el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será un autor al que te aficionarás, creo, pues sus historias tienen gran cantidad de matices y van directas a la parte más profunda del ser humano. A mí me gusta muchísimo y su lenguaje tiene una mezcla de ironía, nostalgia, sencillez... no sé, hay que leerle para saber a qué me refiero.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...