Tres eran tres 11


Once entregas ya de Tres eran tres. En ese caso, tres negras-criminales-policíacas. Tres historias ambientadas respectivamente (y por orden de aparición) en Suecia, Islandia y España, y tres autores a los que no conocía de nada. Interesantes las tres.


"Una familia normal". Mattias Edvardsson.
«Acurrucado en este rincón, estoy atento a todo lo que se mueve. El menor ruido me hace dar un respingo. Los segundos se han ralentizado; ahora prácticamente se han detenido. Debo de llevar sentado aquí cinco minutos. O quizá una hora.

El Juzgado de Instrucción de Lund está en el centro de la ciudad, casi enfrente de la comisaría, al otro lado de la calle, y a un tiro de piedra de la estación. Los habitantes de Lund pasan constantemente por delante de los juzgados, pero la mayoría no llega a poner un pie en las salas del tribunal de primera instancia en toda su vida. Hasta hace nada, esto valía también para mí»

Así empieza Una familia normal, con el padre, Adam Sandell, esperando a que lo llamen para entrar a declarar como testigo en el juicio contra su hija. No sabemos nada de lo que ha sucedido, solo sabemos que hay una joven acusada, un padre en un pasillo que se dispone a declarar y una madre en el interior de la sala. Esto no es más que el prólogo. Habrá que adentrarse en la novela para leer sus tres partes narradas respectivamente por el padre, la hija y la madre, para ir descubriendo toda la historia de esta familia. 

Una historia que a medida que avanza y va cambiando de narrador nos va mostrando nuevas facetas, nuevos puntos de vista desconocidos y algunos insospechados que nos van haciendo ver a los personajes de manera distinta e ir descubriendo, casi por nosotros mismos qué fue lo que sucedió aquella noche, la noche que precedió al día en que Stella no volvió a casa y lo siguiente que se supo de ella fue que estaba detenida como sospechosa de asesinato.

Una familia normal y corriente; los padres con buenos trabajos y buenos sueldos; la hija estudiando y trabajando para ahorrar y poder viajar por Asia. Unos padres que ven a su hija crecer y dejar de ser la niña que fue, empezar a dar problemas distintos, de adolescente, más complicados y sin embargo «Este verano habíamos logrado pasar al menos varios períodos prolongados sin preocuparnos por Stella. Creo que nunca habíamos disfrutado de tanta armonía en nuestra familia. Luego todo cambió». Justo el final de ese verano fue el final de la vida feliz, aunque con contratiempos, que había llevado siempre la familia Sandell. Al final de ese verano y durante los meses siguientes, veremos lo que unos padres honrados que nunca han faltado al deber de sus respectivas profesiones, sacerdote de la Iglesia sueca y abogada, son capaces de hacer cuando la felicidad y el futuro de los hijos está en juego. Y es que, como se repite a lo largo de la novela a modo de mantra, nada es más importante que la familia, mantener unida la familia, proteger a la familia.

Una familia normal es un libro que se lee con gran facilidad y que engancha. No es muy original. Me ha recordado La cena, de Herman Koch, aunque puede que eso sea solo cosa mía. No obstante, merece la pena y resulta muy interesante ver cómo los hechos van cambiando según la percepción de cada narrador.

Título del libro: Una familia normal
Autor: Mattias Edvardsson
Nacionalidad: Suecia
Título original: En helt vanlig family
Traducción: Pontus Sánchez
Editorial: Salamandra
Año de publicación: 2021
Año de publicación original: 2018
Nº de páginas: 480


"La sombra del miedo". Ragnar Jonansson.
Esta es la primera entrega de una trilogía (por ahora) que responde la título de Islandia negra. Algo está cambiando en mí porque después de haber dicho cada vez que he tenido ocasión que no me atraen los libros ambientados en Islandia por ser un ambiente hostil de clima más que duro y paisajes desolados, leyendo esta novela me he sentido justamente atraída por ese invierno polar, por esa nieve que, casi sin interrupción, cae de continuo, por ese frío y esa oscuridad del invierno casi polar. Siglufjörður existe. Se sitúa a escasos 50 kilómetros del Círculo Polar Ártico. 

El protagonista de la novela, y de la trilogía, es Ari Thór, un policía recién salido de la academia que es contratado para trabajar en el pueblo. Se trata de un pueblo en el que nunca pasa nada, más allá de alguna multa de tráfico y algún vecino borracho. Pero nada más llegar Ari Thór empiezan a pasar cosas. Un hombre que resbala por una escalera y muere en el acto, una mujer que aparece sobre la nieve «Esa noche el blanco cubría casi por entero las montañas que protegían el pueblo, aunque daba la impresión de que en los últimos días habían fracasado por completo en su cometido. Algo extraño, amenazante, se había colado en su interior. Algo que había permanecido más o menos oculto; hasta esa noche. Se hallaba tirada en medio del jardín como un ángel de nieve. [...] La nieve, que no debería estar tan roja»

Accidentes mortales, asesinatos, adulterios, celos... todo ello alrededor de una representación del grupo de teatro del pueblo y los correspondientes ensayos. Todo ello mientras Ari Thór se va acostumbrando a un lugar tan diferente y alejado de Reikiavik y de su novia Karen a la que no le ha hecho mucha gracia que Ari Thór acepte un puesto de trabajo en la otra punta del país sin contar con ella. 

Pero Ari Thór, poco a poco se va haciendo con el lugar, y sobre todo, se deja arrastrar por una investigación que cada vez lo atrapa más aunque en principio la tenga que hacer a escondidas de Tómas, su jefe. Una investigación mediante la cual va conociendo a distintas personas del pueblo y se va enterando, y dando a conocer al lector, de las peculiaridades del mismo. 

Y mientras Ari Thór se hace a la vida a casi cuatrocientos kilómetros, en Reikiavik, donde ha vivido hasta el momento, se empieza a desencadenar una crisis (el libro está publicado en 2010 y ambientado en el invierno 2008-2009) que nadie imaginaba en el país que fuera a ser tan dura y determinante. Como lo había sido la crisis que se desencadenó en Siglufjördur muchos años antes, en la década de los setenta, «una vez desaparecido el arenque, cuando el bienestar no era más que una palabra en los diccionarios de los lugareños, pero una realidad palpable en la capital».  Tal vez ahora la crisis financiera no afecte a Siglufjördur ya que si no gozaron de la época del pelotazo, sería justo que tampoco sufrieran la crisis derivada del mismo.

Y mientras se investigan las muertes, en capítulos salteados y en cursiva, vamos asistiendo a un atraco en casa de una mujer, vamos viendo los sentimientos de esa mujer ante el intruso que se ha colado en su casa y que no sabemos muy bien cómo encajar en todo el resto, aunque por momentos parezca que ya lo hemos encajado.

La novela juega con el tiempo y con el espacio. Las historias se cruzan y el final se precipita de forma sorprendente y, aunque ha habido algún detalle de ese final que no me ha gustado mucho (deploro que me oculten lo que el policía va descubriendo, cosa de la que se abusa un poco al final), la novela me ha gustado, me ha enganchado y, a pesar de esa pequeña pega, creo que es una trama muy bien narrada y muy bien resuelta.

Título del libro: La sombra del miedo
Autor: Ragnar Jónansson
Nacionalidad: Islandia
Título original: Snjóblinda
Traducción: Kristinn R. Ólafsson y Alda Ólafsson Álvarez
Editorial: Seix barral
Año de publicación: 2019
Año de publicación original: 2010
Nº de páginas: 384


"Las voces de Carol". Clara Peñalver.
«Aqui dentro ha habido una carnicería», reproduce Carol en su cabeza.
-Aquí dentro ha habido una carnicería -oye decir a Ramón, antes de verlo desaparecer hacia el interior.
-¿Qué está ocurriendo, se pregunta Carol. Es como si estuviera experimentando un déjà vu, como si su conciencia hubiera roto la línea temporal y convertido su presente y su futuro inmediato en un desconcertante pasado rebobinado».

Es el primer capítulo de Las voces de Carol y podría ser un déjà vu si no fuera porque es un sueño. Un sueño que Carol experimenta meses después de aquella operación fallida en la que perdió todo lo que ya le quedaba por perder. Ahora se ha trasladado de Madrid a Málaga, su ciudad natal, y está a punto de enfrentarse a un caso que será el menos adecuado para devolverle la paz perdida aunque nunca se sabe y a veces lo que parece que nos destruye es lo que termina por recomponernos.

Cuando Carol se encuentra con el cadáver de Abril Martínez Melero, Abril Zondervan en las portadas de sus novelas, aparentemente víctima de un suicidio, no sabe hasta qué punto va a llegar a identificarse con ella y con las voces que era capaz de escuchar, con sus trastornos mentales, con sus peculiaridades. No sabe que no le va a importar que la aparten de su caso anterior por mala praxis porque esa escritora muerta se va a meter en su mente hasta sentirse identificada con ella. 

Todo ello incrementado por el hecho de que todas las pruebas indican que el suicidio no ha sido tal y que lo más probable es que alguien haya terminado con la vida de Abril por causas que habrá que descubrir. Carol, con la ayuda del policía al que más desprecia de todos los que conoce, tendrá que meterse en la vida de la escritora y de todos, los pocos, que la rodeaban: su asistente, su agente, su psiquiatra... pocas personas más, por no decir ninguna, formaban el círculo social de la mujer, otra característica que hace que Caro la sienta cercana.

A lo largo de la novela iremos sabiendo del pasado de Carol, de sus tres muertes, de su presente tratando de recuperar el dominio de sí misma tras los sucesos de hace ya un año y, por si fuera poco, teniendo que aguantar los comentarios groseros, babosos y machistas de Hernández; aunque Hernández, con todo y con eso, puede convertirse en pieza clave de la recuperación de Carol.

No había leído nada de Clara Peñalver, pero esta novela que cayó en mis manos más por casualidad que por otra cosa, me ha gustado lo suficiente como para seguir indagando en la autora.

Título del libro: Las voces de Carol
Autor: Clara Peñalver
Nacionalidad: España
Editorial: Ediciones B
Año de publicación: 2018
Año de publicación original: 2018
Nº de páginas: 408

Comentarios

  1. ¡Hola! =)
    No he leído ninguno, gracias por las reseñas :P

    Besiiiitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate. Son lecturas entretenidas e interesantes.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Tres interesantes novelas pero de todas ellas la que mas me llama la atención es la última de esta reseña de tres.
    Muchas gracias como siempre por tus recomendaciones.
    Buena semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera te resultará muy grata de leer. Yo las he disfrutado las tres. La de Clara Peñalver me vino de casualidad y fue una grata sorpresa.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No he leído ningyna de las tres. pero como a ti, según leía tu reseña de "Una familia normal" y que los padres est
    an esperando para declarar intuyo que va a ser la cosa algo semejante a lo que suede en "La cena" de Herman Koch.
    La sombra del iedo me parece apetecible por la intranquilidad que ya sólo leyendo tu desprende el relato. Tomo nota.
    En cuanto a la tercera estaré atento a Clara Peñalver por si por casualidad, como te ha ocurrido a ti, se cruzara en mi camino.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una familia normal es para mí la más curiosa de las tres aunque pienso que la mejor es La sombra del miedo.
      Los thrillers familiares me gustan mucho aunque no a veces parezca que se repiten.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Solo he leído Una familia normal, que me gustó mucho, yo es que soy muy de dramas familiares de ese tipo, me veo totalmente en el papel de madre defendiendo a su familia a capa y espada. Y no, no eres la única a la que ha recordado a La cena, yo también pensé en esa novela, aunque en mi opinión la novela de Koch es mucho mejor o al menos a mí su lectura me zarandeó más (cosa que me ha ocurrido con todo lo que he leído de él).
    Las otras dos no las he leído y en principio me voy sin apuntarlas, la nórdica porque no estoy para trilogías, bastante me meto yo solita en ellas, y la otra porque no termina de convencerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que La cena es mejor. Al menos en aquel momento resultó más original y novedosa y la estructura creo que Una familia normal se la ha copiado en parte, aunque no ha resultado tan redonda. No obstante, me ha gustado bastante porque, como tú, soy muy fan de thrillers familiares.
      Entiendo lo que dices de las trilogías y series. Tengo muchas empezadas y la verdad es que algunas paso años sin volver sobre ellas. Por eso tampoco me agobio y en cuanto me parece que bajan en interés las abandono sin culpa.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Seguimos aprendiendo, Rosa.
    Por mi parte obtengo una información muy valiosa de esta sección con independencia de que luega me decida a adquirir una novela. Si tuviera que elegir una me quedaría con 'Una familia normal' porque en el mundo de hoy se asemeja a al ciencia -ficción je, je.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es que algunas familias normales, de normales tienen muy poco ¿o es así como son realmente las familias normales? Igual las familias normales son como las familias felices, que todas se parecen. No quiero pensar que todos seamos capaces de hacer ciertas cosas por la familia y, sin embargo, recientemente he leído otra novela en la que se hacen aún cosas peores, y encima está basada en un hecho real.
      Un beso.

      Eliminar
  6. ¡Hola Rosa! parece que fue ayer cuando empezaste con los "tres eran tres" ¿verdad? y van once ya...
    Tres propuestas chulas que nos traes, conocía todo menos "La sombra del miedo", por cierto, me encantan los libros ambientados en Islandia y más aún las series o pelis, ese ambiente sórdido, blanco y oscuro al mismo tiempo, gélido. Así que no la descarto, a pesar de ese final que no te ha convencido del todo, aunque la que más me atrae es la primera (la tercera en principio no me llama demasiado)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que las mejores son la primera y la segunda.
      Te contaré el secreto de la tercera. Estaba tratando de probar a descargar un e-book en préstamo de la Biblioteca Central de Cantabria. No tenía ni idea de lo que podía querer en ese momento (luego me vinieron montones a la cabeza) y apareció este de una autora que no había leído, policíaco, con una sinopsis atractiva y lo descargué. Al menos, ya he visto cómo se hace y creo que lo aprovecharé porque aunque los e-books no sean muy caros se va gastando dinero. No obstante, los fallos que le achaco, la novela me gustó.
      En esta ocasión he disfrutado del ambiente frío y hostil de Islandia. Ya lo había hecho con Noruega en El reino. Creo que le he perdido el miedo al frío, la nieve y la desolación climática.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Me han gustado las tres por igual y veo en todas ellas una posible versión cinematográfica. Las novelas negras-criminales.policíacas me gustan mucho, así como las series nórdicas, de las que he visto un montón.
    Tres novelas más que añadir a mi lista de favoritos, je,je.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las tres tienen una buena película en manos de un buen director. Como novelas son entretenidas y están bien construidas. Ninguna es de lo mejor, pero las tres se leen bien.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Buenos días, Rosa:
    Te felicito por tu estupenda idea de reseñar tres novelas del mismo género pero de autores con nacionalidades distintas. Me parece fascinante la comparativa que de este modo haces del estilo. Por otro lado, no he leído ninguno de los títulos que reseñas que, por otro lado, parecen apasionantes. Apunto los tres por si me cruzo con ellos en periodo estival, que es cuando leo generalmente este género.
    Un abrazo y enhorabuena por tu estupenda publicación!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta sección de Tres eran tres suelo poner reseñas cortas de libros que me han gustado, pero de los que no hay demasiado que decir, bien por ser necesario ocultar detalles de la trama o porque sin más, no encuentro mucho que decir de ellos. No siempre aparecen novelas negras en estas entradas, aunque suele ser lo habitual. Tampoco son libros que no me han gustado. Los que no me gustan este año se quedan sin aparecer en el blog. Hasta el año pasado reseñaba todo lo que leía, pero este año estoy leyendo más y dedicando menos tiempo al blog por lo que hay cosas que no reseño.
      Espero que si lees alguno de los libros que aquí aparecen, lo disfrutes.
      Un beso.

      Eliminar
  9. El primero no me llama la atención y se parece a otros libros que tampoco me atraen entre ellos ese de La cena. Aunque no soy muy fan de novela negra, cuando es en esos parajes inhóspitos y desolados, para mí tiene un plus, lo encuentro exótico. Así que aunque sea una trilogia o vaya usted a saber, igual me apunto por lo menos uno a ver si me gusta. De Islandia yo leo los de Ólafsdóttir, que no tiene nada que ver pero es una de mis autoras favoritas.
    El de Clara lo tuve en la lista y ahí se quedó perdido. Me gustan las historias donde intervienen trastornos mentales y me gusta también que sea en Málaga. Voy a subirla de puestos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí por el contrario, tanto La cena como Una familia normal son tipos de libros que me gustan mucho. Esas historias familiares en las que las cosas se van descubriendo muy distintas de lo que en principio parecían, y todo lo que pueden llegar a hacer los padres para ocultar los delitos de los hijos es algo que me fascina.
      De Ólafsdóttir leí Rosa cándida y me gustó, pero no me he animado con más a pesar de que tengo otros dos en lista.
      A ver qué te parece el de Las voces de Clara.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ¡Hola, Rosa! Las tres lecturas se ven bastante buenas, pero la que ha logrado llamar mi atención es "Una familia normal", ya que me gustan esas historias en las que la vida de los personajes puede cambiar de la noche a la mañana. Además, no he leído a muchos autores de Suecia, así que sería muy bueno apuntar esta lectura. Gracias por las reseñas y tan buenas recomendaciones. Que tengas un lindo día. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los suecos son muy buenos en género negro y policíaco, aunque al calor de la fama ha ido saliendo algún autor más mediocre.
      Una familia normal responde a eso que dices sobre que «la vida de los personajes puede cambiar de la noche a la mañana». Cambia y cambia el comportamiento de esos padres que jamás rompieron las normas y de pronto son capaces de cualquier cosa por salvar a su hija. Creo que lo disfrutarás.
      Un beso.

      Eliminar
  11. La que más me ha llamado la atención de este tres eran tres el Una familia normal. La que menos, La voces de Carol.
    Me gustó mucho La cena, a excepción de esa especie de justificación en el final.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí dos veces La cena porque después de haberla leído la pusieron para la tertulia del instituto y con mi memoria... Eso mismo me pasa ahora. Sé más o menos de qué iba, pero no recuerdo ese final ni esa justificación. Sí que recuerdo que la segunda vez que la leí, me dio la impresión de que había algo tramposo en la novela, algo que me chirriaba, pero fue antes del final, a medida que iba leyendo.
      Una familia normal tiene en contra que recuerda a La cena y por ello resulta menos original. Pero igualmente sorprende y se lee muy bien.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola Rosa, las dos primeras novelas que traes las tengo apuntadas por otras reseñas, solo estoy esperando a despejar un poco mi lista de pendientes para ponerme con ellas sobretodo La sombra del miedo que ya lleve tres entregas (y no se si serán más). Las voces de Carol la leí el año pasado y a mi también me gustó. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las series a veces las empiezo porque no sé que son series y otras veces lo hago con la idea de leer el primero y abandonar si no me convence lo suficiente. Esta fue la idea con La sombra del miedo y me gustó porque la idea es seguir con la serie.
      Una familia normal es muy recomendable. La historia y la estructura de la novela la hacen muy atractiva.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Tres thrillers muy potentes. Me ha llamado mucho la atención "Las voces de Carol" pero las otras dos también parecen interesantes. Gracias, Rosa, por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son interesantes los tres. Además se leen muy bien y son entretenidos.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola.
    Pues tomo buena nota de las tres. Respecto a lo de ocultar los descubrimientos del policía, que comoentas en la reseña de la segunda obra, te doy la razón. SS Van Dine publicó hace más de cien años unas pautas para escribir una buena novela de misterio que, en mi opinión, siguen siendo aplicables hoy en día. Y una de ellas es, más o menos, que hay que compartir con el lector los descubrimientos de los investigadores. Se supone que el lector también investiga y tiene que tener los mismos datos.
    Muhchs gracias por la reseña y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya el colmo es cuando el lector tiene más datos que el investigador. Eso lo valoro mucho y me encanta.
      Por ese detalle de ocultar cosas me harté de Pérez Gellida y abandoné su segunda trilogía en el primer libro.
      Y sí, eso sucede en la segunda novela que aquí traigo. El caso es que va muy bien hasta que al final hace esa bobada que tampoco la veo necesaria. Por lo demás, el ambiente glacial de Islandia ha conseguido atraparme.
      Un beso.

      Eliminar
  15. ¡Hola, Rosa! Pues quizá de la terna me quedaría con la que transcurre en Islandia, aunque incumpla una de las normas inquebrantables del género como es ocultar información al lector. Buena terna noir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un fallo que no me esperaba y aparece solo al final, pero con todo y con eso, el libro me ha gustado y se lee muy bien. Ahora, como se repita el detalle en la segunda novela de la serie (a ver cuándo le toca), abandono por siempre. Creo.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Hola Rosa, pues de las tres propuestas me quedo con Peñalver. Más que nada porque ya he leído algo de la autora y me gustó. De todos modos, le echaré un ojo a los otros dos títulos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído nada de la autora y ha sido una sorpresa muy grata. Espero volver a encontrarme con ella.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"Florence Foster Jenkins" Stephen Frears

"El corazón helado" Almudena Grandes.

"La buena letra" Rafael Chirbes

"La inquilina de Wildfell Hall" Anne Brontë

"El olor de la lluvia en los Balcanes" Gordana Kuić

Un pequeño viaje por Italia.

"¿Quién se hará cargo del hospital de ranas?" Lorrie Moore

"Pastores del mal" Félix García Hernán

"La solución final" Michael Chabon

"Lejos de Ghana" Taiye Selasi