Tres eran tres 5


La quinta entrega de Tres eran tres nos trae tres novelas españolas y de género negro criminal. Dos escritas por mujeres y que no pertenecen a ninguna serie. La otra es la tercera y última entrega del Inspector de Héctor Salgado de Toni Hill. Todas ellas muy recomendables.


"Los amantes de Hiroshima". Toni Hill
Esta es la tercera y última entrega de la serie sobre el inspector Héctor Salgado, inspector de los mossos d'esquadra en Barcelona. 

En el sótano de una casa abandonada, próxima al aeropuerto del Prat, aparecen los cadáveres de dos jóvenes, abrazándose, envueltos en un hule de flores amarillas, junto a un sobre con diez mil euros. Los cadáveres ya tienen años y enseguida se ve que han muerto de forma violenta. Los golpes en su cráneo lo demuestran. El dinero junto a ellos, descarta el robo como móvil del asesinato. 

Identificar los cadáveres es fácil, junto a ellos están sus documentos, y corresponden a una joven pareja cuya desaparición fue denunciada siete años antes, en 2004. En el presente, en 2011, Héctor Salgado y los agentes Leire Castro y Roger Fort indagarán en la vida de la pareja, sus amigos de entonces, sus familiares, compañeros de piso... Se encontrarán con una historia complicada de relaciones poco convencionales, secretos muy bien guardados, envidias camufladas de admiración y hasta un relato ambientado en Hiroshima que parece tener relación con el crimen. 

Junto a la investigación del crimen de los amantes, veremos un mundo que se tambalea ante los estragos de la crisis, jóvenes "indignados" se manifestaban en Madrid pidiendo democracia real y el fin del bipartidismo.  Barcelona era contemplada por Héctor como una apacible ciudad en la que pasaban cosas nada apacibles. "Bajo esas luces tenues, en esa ciudad elegante, amantes despechados apuñalaban a sus parejas, padres golpeaban a sus hijos, niños actuaban con crueldad inusitada contra otros, familias enteras perdían sus empleos y sus hogares. Algunos, como Ruth, desaparecían, tragados por unas sombras que la belleza de la ciudad se empeñaba en difuminar, y otros, como él, fumaban en silencio, insomnes, incapaces de cerrar los ojos ante una realidad que se cernía como un fantasma en torno a una ciudad dormida".

Bajo esas luces tenues duermen los secretos que llevaron a la muerte de Cristina y Daniel, los llamados amantes de Hiroshima. Secretos que se esconden en diferentes hechos, algunos de los que nada supieron ellos mismos, otros provocados por su propia forma de estar en el mundo y de mostrase ante los demás. 

Y tampoco podemos olvidarnos de Ruth, la ex mujer de Héctor y madre de su hijo Guillermo, que desapareció en el primer volumen de la serie, El verano de los juguetes muertos; Ruth, a la que Héctor y Leire no han dejado de buscar a lo largo de estas tres novelas, sobre todo Leire en el segundo volumen, Los buenos suicidas, aprovechando su baja laboral por embarazo. Finalmente se resolverá también este caso de la manera más imprevisible, de la forma que menos podían esperar Héctor, Leire y el propio lector, poniendo en peligro la vida, la integridad y el futuro profesional de ambos policías.

Una trilogía interesante, bien escrita y con todos los ingredientes de la buena novela negra y policíaca. Muy recomendable.

Título del libro: Los amantes de Hiroshima
Autor: Toni Hill
Nacionalidad: España
Editorial: Debolsillo
Año de publicación: 2014 
Año de publicación original: 2014
Nº de páginas: 432


"Los ausentes". Juana Cortés Amunarriz.
En Los ausentes encontramos una historia ambientada en el entorno de ETA, pero no me parece una novela sobre ETA. No al menos al estilo de Patria o El eco de los disparos o El refugio de los canallas. Me parece más bien una novela negra que se mueve en ese entorno, del tipo de Nunca fuimos héroes o El mal de Corcira. Aunque esta última también se puede decir que es una novela sobre ETA y su mundo, sus causas y fundamentos, su locura y las locuras que provocó.

Con esto no quiero poner ni quitar mérito. Tan solo definir lo que me ha parecido la novela. Novela que, por otra parte, tiene el mérito de plantear una hipótesis que nunca se dio, pero bien podía haberse dado. O sí se dio, pero desde cauces oficiales funcionando de oficiosos, no por parte de un particular. Vamos que todos sabemos de la venganza del terrorismo de estado, de los secuestros, torturas y asesinatos de etarras por parte de los GAL, pero nunca se dio el caso de un personaje anónimo, de la calle, que pretendiera extorsionar a los terroristas. Y no quiero explicar más porque no quiero destripar la trama.

Estamos en 2007 y ETA está muy dividida. "[...] el atentado de la T4 fue una cagada —dijo Chus—. Nos cargamos a dos ecuatorianos en pleno alto el fuego.
—Gajes del oficio. No contábamos con ello… Pero el caso es que hemos vuelto a la lucha armada y aquí estamos, dispuestos a darlo todo". Son los últimos coletazos de una fiera herida que quiere morir matando y se vuelve más peligrosa, si cabe, por irrazonable y por desesperada. Una fiera que quiere demostrar que sigue activa, entera, sin domesticar. Aunque partes de esa fiera hayan perdido fiereza.

El ala más dura de la organización quiere mostrarse fuerte y demostrar que sigue muy viva. Es por eso por lo que han decidido dar un golpe en la figura de un intelectual, un profesor de universidad que se ha atrevido a hablar de paz, de necesidad de terminar con la lucha armada. Y lo ha hecho en medios con mucha proyección poniéndose en el punto de mira de los terroristas. De manera que una noche, cuando vuelve del despacho en la Universidad, dos encapuchados asaltan a Bixen cuando está llegando a casa y lo meten en un coche a la fuerza. Cuando Leire recibe la llamada en la que le informan de que han secuestrado a su marido, está preparando la cena. A partir de ese momento, asistimos a los pensamientos de Leire en su noche en vela. "En la cabeza de Leire resonaban las palabras tantas veces repetidas. Independencia. Construcción de un Estado socialista. Asesinato, secuestro, extorsión económica. Lucha armada. Reagrupación de los presos etarras en las cárceles del País Vasco. Impacto social. Ultimátum. Ejecución. Esas palabras, hasta entonces ajenas, eran ahora también las suyas. Su vida y la de su marido se movían en los límites de esos términos. Porque Bixen no estaba. Porque se lo habían llevado y estaba retenido en un lugar desconocido"
 
Una noche que pasará angustiada no solo por el secuestro, sino porque además Bixen padece del corazón y están a punto de operarle. Necesita tomar su medicación a diario y necesita esa operación que será lo único que le salve la vida. Aunque ¿le queda a Bixen vida que salvar?  Leire está dispuesta por todos los medios a que así sea, reaccionará de la forma que menos cabe esperar y desatará una serie de acontecimientos que escaparán al control propio y ajeno. Y, como ya dije, no puedo contar más.

La novela se estructura en cuatro partes, cada una con capítulos muy cortos que llevan por título el nombre de uno de los personaje o de un lugar o de una situación. Vemos de esa forma la trama desde el punto de vista de distintos actores, más o menos culpables, más o menos inocentes: Asier, Ander, Bixen, Roque, Leire... Asistimos a sus pensamientos, temores, convicciones, deseos y perversidades. Vemos lo que va pasando simultáneamente en distintos escenarios: la comisaría, el caserío, la casa de Kuti... 

También viajamos al pasado. Las historias de los distintos personajes, el pasado que los ha marcado y los ha llevado por caminos a veces insospechados nos son mostrados en sus recuerdos. 

Puede que Los ausentes trate sobre ETA más de lo que a mí me parece, pero de lo que no hay duda es de que es un thriller original y con un planteamiento novedoso y muy interesante.

Título del libro: Los ausentes
Autora: Juana Cortés Amunarriz
Nacionalidad: España
Editorial: Espasa
Año de publicación: 2021 
Año de publicación original: 2014
Nº de páginas: 320


"El salto de la araña". Graziella Moreno.
«Una mala noche. Mala para los guardias civiles que acaban de llegar, sabiendo que van a encontrar a quien ya solo es un cuerpo. Un cuerpo al que no le queda más remedio que esperar a que el forense, la comitiva judicial en pleno y los de la morgue hagan su trabajo. Y que le dejen, por fin, descansar en paz». Así empieza El salto de la araña y continua sin que sepamos quién es ese cuerpo muerto que se van a encontrar los guardias civiles porque todos los personajes que vemos están vivos aunque tengan por detrás y por delante vidas destrozadas. Eso ha sucedido en Vilafamés, Castellón, en una noche de agosto de 2018, pero enseguida viajaremos hacia atrás y hacia delante.

Un año después, en septiembre de 2019, encontramos a Javier preparándose para un juicio al que tiene que acudir en unos días en Castellón. Ya ha estado en prisión hasta que se pagó su fianza, y ahora espera en su piso de Barcelona la celebración del juicio. «[..]después de que mi familia pagase la fianza, volví a casa, al barrio, a Barcelona, porque no sabía adónde ir. Aunque esta ya no es mi casa. Ya no pertenezco a ningún sitio. A ojos de todos, soy un asesino». Ha habido un asesinato. Ya lo hemos visto, pero aún no sabemos quién es el muerto ni, por supuesto, las circunstancias de ese crimen. 

Y mientras llega el juicio, Javier se dedica a recordar, a tratar de indagar en qué momento su vida tranquila se torció para conducirle a ese momento en que todos lo consideran un asesino, su matrimonio está roto y su hijo esperando a ver si su abuela paterna consigue la custodia. Y es que, como el mismo Javier declara en su cuaderno, «Cuando lo has perdido todo, solo te queda volver la vista atrás». Así es que Javier escribe, repasa su vida, intenta buscar el momento, la decisión errónea, que lo llevó a esa situación. Además su abogado se lo ha pedido. 

En su indagación del pasado, Javier encuentra hechos dolorosos. No es que no los conociera claro, pero son esos hechos en los que tratamos de no pensar demasiado, esos hechos que nos perturban cuando los recordamos y que tratamos de esconder en el fondo de la memoria, donde duermen las cosas que se olvidan queriendo o sin querer. Recordará su infancia, su afición por lo ajeno desde muy niño, su relación con Alba, las reticencias que esta despertó desde el principio en su amigo Dani, su época de total enamoramiento y cómo se produjo la caída, el fin del romance, del sueño un poco inconsciente que Javier vivía contemplado con impotencia por Dani. Iremos vislumbrando algo de lo que sucedió, cómo volvió a enajenar los bienes ajenos tras haberlo dejado durante mucho tiempo, por qué y cómo urdió el plan, por qué tuvieron que huir de Barcelona, cómo se llegó a gestar el desastre que se nos irá acercando y que casi no veremos llegar hasta el último momento. 

La novela indaga en el recuerdo para tratar de construir los hechos que van prefigurando el presente y el futuro. Trata del dolor de enfrentarse a lo inevitable, a lo que se hubiera podido alterar en un momento dado y que, tiempo después, cuando ya nada tiene remedio, nos hace una mueca burlona desde el pasado y nos deja la amargura de lo que pudo ser. «Escribir el pasado duele, porque ya no puedes hacer nada para cambiarlo y eres consciente, por fin, de tu propia estupidez».

El salto de la araña obtuvo en 2020 el Premio de Letras del Mediterráneo de la Diputación de Castellón. También fue uno de los seis preseleccionados en 2021 para el Premio Novelpol que finalmente recayó en El sonido de tu cabello de Juan Ramón Biedma.

Título del libro: El salto de la araña
Autora: Graziella Moreno
Nacionalidad: España
Editorial: Alrevés
Año de publicación: 2020 
Año de publicación original: 2020
Nº de páginas: 240

Comentarios

  1. Interesante Rosa , pronto comenzaré obras de este género y está bien saber más. Buena reseña. Comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de mis géneros favoritos. Siempre tengo algo entre manos de novela negra y/o policíaca. me gusta mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡Holan Rosa!
    Muy interesantes las propuestas que nos traes. De Toni Hill leí "Tigres de cristal" y me gustó mucho. Fíjate que aunque ya sabes que no soy mucho de sagas, no me importaría leer esta, igual más adelante me animo con ella, porque estoy convencida de que me va a gustar mucho.
    Las otras dos novelas escritas por mujeres me atraen también mucho. El tema etarra me gusta y mas si tiene un planteamiento distinto y novedoso, me has dejado con la intriga. Pero sin duda, el que más me atrae de los tres es el último, que me llevo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocí a Toni Hill con Tigres de cristal y me dejó tan satisfecha que quiese saber cómo era su serie policíaca. También me ha gustado mucho. Acabo de leer su último libro, El oscuro adiós de Teresa Lanza, y es muy bueno también.
      Como digo en la entrada Los ausentes, más que un libro sobre ETA es un libro ambientado en el entorno de ETA. Bueno no sé si me explico. Creo que es muy original en su planteamiento.
      El salto de la araña es otra novela curiosa, original y muy interesante. Los tres libros son de los que merecen la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No he leído ninguna de las tres. Sí leí en su momento El verano de los juguetes muertos y no me entusiasmó así es que no seguí con la serie. Con Toni Hill me pasa una cosa muy rara, o no me gustan sus libros o me parecen impresionantes como es el caso de Tigres de cristal y El oscuro adiós de Teresa Lanza que es su último libro publicado y me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que te gustan los libros que no constituyen parte de una serie. De Toni Hill yo también prefiero esos dos libros que mencionas que son los únicos que he leído además de la trilogía. Pero la trilogía me ha gustado. Tiene sus puntos de interés y el personaje es interesante.
      Un beso.

      Eliminar
  4. No he tenido el gusto de leer ninguna, pero mi marido sí que ha leido "Los ausentes" y me contó, grosso modo, todo su original planteamiento. Tal y como dices, nunca sabremos si dicha circunstancia tuvo lugar, pero hubiera estado bien para saber el desenlace de esa extorsión. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció una propuesta muy original. Desde luego, si no se dio, debió darse para darles un poco de su propia medicina. Eso de que las novelas saquen la espinita que se nos queda dentro y hagan justicia, me resulta muy satisfactorio, aunque no siempre termine todo bien.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Buenas propuestas y no he leído ninguna de ellas. Tengo mucha curiosidad por leer algo de Graziela Moreno. De Toni Hill me gusta todo y Los ausentes también despierta mi curiosidad. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues son dos libros de dos autoras que no conocía y que me han gustado mucho. A Toni Hill ya lo conocía y me gusta mucho también.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Como Marian de Toni Hill sólo he leído Tigres de cristal y me gustó bastante. Luego no he vuelto a él, pero no lo descarto y esta que traes podría ser, ¿por qué no? De las otras dos no puedo decir nada. La de Los ausentes tiene buena pinta y el que no se pueda situar claramente en línea con muchas de las que últimamente han salido sobre el tema es un claro aliciente.
    Unas buenas lecturas, sin duda alguna.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que esta novela de Toni Hill te gusta, pero conviene leer las tres de la trilogía en orden porque el caso que afecta a la vida privada de Héctor Salgado cruza de un libro a otro.
      Los ausentes es una novela original en su propuesta y sí, bastante distinta a las que yo he leído ambientadas en ese mundo. Te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Pues me traes tres tentaciones, la verdad.
    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas con alguna, seguro que la disfrutas. están muy bien las tres.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Las tres novelas me seducen pero, si tuviera que elegir una para empezar, me quedaría con la primera. Me recuerda mucho a un documental televisivo que se emite por TV3 que lleva por titulo Crims, y en el que se relata una serie de asesinatos muy sonados en Barcelona, a cuál más rocambolesco, y que llevaron a la policía de cabeza durante meses, incluso años, antes de aclarar lo que realmente sucedió y por qué sucedió. Ir tirando del hilo, siguendo pistas que luego resultan falsas, interrogando al entorno más cercano de la/s víctima/s, sospechando del culpable pero sin pruebas fehacientes, volver a comenzar de cero, pensando que el asesino o asesinos se saldrán con la suya, son los típicos ingredientes de estas historias que, verdaderas o ficticias, a mí tanto me intrigan. En resumen, tres buenas opciones para pasar un bien rato. Me las apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta novela es así. Una desaparición que colea desde hace siete años y reaparece en forma de dos cadáveres ya casi momificados. Es interesante, entretenida.
      Ese programa de TV3 tiene una pinta de lo más tentador. A mí también me da igual que los crímenes sean reales o de ficción a la hora de verlos en serie o leerlos en libro. Hombre si son ficticios mejor, más que nada por las víctimas, pero una vez que se escribe o se rueda sobre ellos me entretienen y atrapan igual.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola,
    la de Toni me gustó mucho. Las otras dos no las he leído, no me da la vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni esta vida ni dos o tres centenarias que me regalaran me darían para todo lo que tengo en mi lista. casi no me da para lo que tengo ya en el (los) estante(s) de pendientes. Se lee lo que se puede. Toni Hill es fantástico. ¿Has leído el último, El oscuro adiós de Teresa Lanza? Está genial.
      Un beso.

      Eliminar
  10. El que más me llama la atención de los tres es Los ausentes. Me parece un planteamiento original. Me has metido intriga además con eso de no poder contar más, jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que me ha dicho la autora en Facebook, es cierto que no quería hacer una novela sobre ETA sino con el trasfondo de ETA. Lo que no puedo contar es lo que constituye lo original de la propuesta. Yo me sorprendí al leerlo y creo que esa sorpresa es buena para el lector.
      Un beso.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Rosa! Tres estupendas recomendaciones de género negro. Me llamó la atención la última, quizá por la estructura de la trama. Pero sin duda las tres tienen todos los ingredientes para disfrutar de la novela policial. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy interesantes los tres. Pero si no te interesan las series de policías, yo te recomiendo cualquiera de los dos últimos. Los ausentes es una propuesta muy interesante con ETA como trasfondo, sus últimos coletazos y la división entre sus miembros. El salto de la araña, como dices, tiene una estructura curiosa.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola Rosa!! Me interesa mucho estos tres títulos, podrían ser muy buena elección lectora para mí ahora. Me anoto tus impresiones lectoras. ¡Fantástica reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste si llegas a leer alguno. Son tres libros muy recomendables. Todos entretenidos y de lectura fácil, además de buenos.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola Rosa, pues esta vez coincidimos. Tengo los tres, aunque me falta por leer El salto de la araña. Ganas le tengo. De Toni Hill lo devoro todo. Me encantan sus libros y esa trilogía es estupenda. Los demás son geniales y el último,... ufff. En cuanto a Los ausentes, también me gustó mucho. Todo el tema de ETA despierta mi interés. En verdad, esa novela acabó de un modo que a mí me dejó preguntas en el aire, pero bueno la disfruté igualmente. Seguimos en contacto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también leo todo de Toni Hill desde que lo descubrí en Tigres de cristal. A decir verdad, me quedan dos de sus primeros libros, pero espero que pronto tengan su espacio.
      El tema de Eta también me atrae mucho y el que me dejen preguntas en el aire es algo que no me disgusta si hay mimbres para que yo pueda poner la respuesta y en esta novela los hay. Los finales abiertos nunca me han desagradado. Otra cosa son las historias sin terminar, mal terminadas o de final precipitado, pero no es el caso.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"Tomás Nevinson" Javier Marías.

"Matilda" Roald Dahl

Ya estoy de vuelta

"La ciudad" William Faulkner

"El balcón en invierno"/"El huerto de Emerson" Luis Landero

"La madre de todas las ciencias" Cristina Grela

"El hombre perdido" Jane Harper

"El oscuro adiós de Teresa Lanza" Toni Hill

"Al pie de la escalera" Lorrie Moore